Volver
Feedlots a la deriva: los números no dan, varios cerraron y el “efecto guerra” puede empeorar todo
  • Noticias

  • Feedlots a la deriva: los números no dan, varios cerraron y el “efecto guerra” puede empeorar todo

  • Por las variables del negocio, desde el sector afirman que atraviesan un “proceso deficitario”. Y advierten: “no se puede seguir apostando indefinidamente”. ¿Qué puede pasar con la hacienda en los próximos meses?

    En los últimos dos años, el escenario que afrontó la cadena de ganados y carnes ha ido mutando al compás de la coyuntura. Algunos eslabones, como el caso de los criadores, han visto crecer y consolidarse el valor de su hacienda, después de un tiempo con “pálidas”, y otros comenzaron un proceso de decadencia que, al cabo de varios meses, provocó que varios “tiren la toalla”, como habitualmente se dice.

    Precisamente, la actividad del engorde a corral, en sus distintos grados de intensificación, viene padeciendo los efectos de un combo letal que, a partir de la guerra desatada en Europa y la consecuente alza de los commodities agrícolas, se fue agravando en cuestión de días. Así lo explicó para Ecos365, el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, Juan Eiras: “durante el verano el sector ha estado con niveles que rondaron el 50%, pero varias empresas han vaciado y se produjo el cierre de muchas instalaciones por una falta de rentabilidad continua a lo largo de prácticamente 18 meses”.

    A la hora de señalar las causas, el empresario fue categórico: “las variables principales son los valores de la invernada y alimentación, siempre referenciando a la pizarra de maíz, que han tenido un crecimiento importante”.

    Para el caso de la invernada, comentó que por las situaciones que se generan en función de la inestabilidad macroeconómica del país, sumado a los hechos internacionales y a la suba de los granos, “el productor integrado (agrícola - ganadero) vende algo de grano a buen precio y busca refugio en hacienda”. De todas maneras, los esquemas se han roto con el raid alcista del cereal. “En estos últimos diez días nos encontramos con pizarras que en una semana la tonelada ha saltado de 25.000 a 34.000 pesos”.

    A diferencia de lo que se esperaba hace unos meses, con un posible equilibrio en febrero de cara a la zafra, la actualidad muestra un “proceso deficitario” que golpea duro al sector. “Atravesamos un estado financiero de muy difícil reversión y no se puede seguir apostando indefinidamente cuando los números no cierran”, expresó Eiras.

    Por último, de cara al corto y mediano plazo, reconoció que el llenado de corrales “parece dificultoso para este otoño”. Según contó, en los remates feria se observa “mucha actividad” en estos momentos de todo aquel que cuenta con campo y que tiene la manera de depositar hacienda (como reservorio de valor), pero no en un proceso intensivo. Por eso, reflexionó: “el fenómeno de escasez, de haciendas especiales bien terminadas, será una constante en los próximos meses y veremos cuánto valida el consumo ante la poca oferta de lotes especiales”.

    Seguir leyendo
  • 2022-03-10

  • www.feedlot.com.ar